Luchar por la libertad de Victor Herrera Govea es luchar contra las cárceles y la cultura de miedo

 
por carolina
 
 
Los dueños actuales de México y del mundo tienen un pequeño problema. 
Cuanto más gente la encarcelen, más gente se entera de su podrido 
sistema carcelario que destruye la vida y  las esperanzas de miles de 
jóvenes y pobres de este país. Y cuando la gente encarcelada es 
activista con una base de apoyo, como en el caso de Víctor Herrera 
Govea, los crímenes de las autoridades, igual que las metas de la lucha, 
salen a la luz pública.
 
 
El jueves 18 de marzo, las demandas por la libertad de Víctor llegaron 
al Tribunal Superior de Justicia del D.F.  La compañera Eduviges, madre 
de Víctor, explicó que el Comité en su apoyo ha buscado una entrevista 
con el Presidente de este Tribunal durante más de una semana para 
decirle a la trigésima juez Celia Marín Sasaki del Reclusorio Sur  que 
modifique el amparo de forma que emitió y acabe con esta farsa.
 
 
El Comité no quiere que el proceso se prolongue más. Han pasado cinco 
meses y medio desde que encarcelan a Víctor por participar en la marcha 
del 2 de octubre, el aniversario 41 de la masacre de ’68. Dice la 
compañera: “No queremos que sea un proceso de pasos lentos. La justicia 
es más bien penal en este país. Se trata de encarcelar rápido y de 
reconocer la inocencia muchos meses después, o muchos años después como 
en el caso de los compañeros de Atenco.  Víctor fue golpeado y detenido 
por dos cuerpos de policía que nunca debería haber existido en este 
país,  primero en la marcha por unos 20 granaderos, pero fue liberado 
por su propio contingente. Llega al zócalo y de regreso a su casa, al 
ingresar al metro Bellas Artes, 8 judiciales lo patean y golpean. Lo ven 
con sangre y dicen que le van a lavar la cara con un cigarro. Lo suben 
en un auto sin placas y lo llevan a la Agencia 50 del Ministerio 
Público. Es acusado de daño a propiedad ajena  y robo en pandilla a una 
tienda de Oxxo. A las 72 horas, le dictan auto de formal prisión en el 
Reclusorio Sur. La juez acepta el falso testimonio de los 8 judiciales 
que no tienen ética. Todavía esperamos un posible careo con ellos para 
demostrar las contradicciones y mentiras en su testimonio”.
 
 
“Ahora la juez Celia Marín Sasaki ha emitido un amparo pero es sólo de 
forma. Pretende rehacer el proceso para saber ‘si Víctor delinquió sólo 
o en compañía’, pero esto sólo es un juego para mantener a un joven 
inocente en la cárcel. No hay una sola prueba contra él excepto por el 
falso testimonio de los 8 judiciales”.
 
 
Varias compañeras y compañeros hacen uso del micrófono para hablar de la 
lucha de Víctor, un estudiante de 21 años de la Facultad de Filosofía  y 
Letras y activista comprometido con la lucha por un mundo libre y justo. 
Una compañera señala que Víctor es anarquista y que durante varios años 
ha habido represión contra el contingente anarquista en la marcha del 2 
de octubre  en el Distrito Federal. Este año ha sido peor.
 
 
Un compañero pregunta:  “¿Por qué la falta de justicia? Porque en el 
sistema de injusticia, un trabajador puede recibir un sueldo de 2, 3, 4, 
hasta 10 mil pesos. Tal vez un doctor del Seguro Social recibe $25,000 
máximo,  haciendo operaciones, atendiendo la salud con carencia de 
medicamentos. Pero los grandes magistrados ganan más de medio millón de 
pesos. Esta gran diferencia demuestra que no puede haber justicia en 
esta ciudad, en este país. Hoy en día exigir un trato justo se vuelve un 
delito,  defender nuestra fuente de trabajo se vuelve un delito, exigir 
vivienda digna se vuelve un delito, exigir capacitación para el trabajo 
se vuelve un delito. En lugar de educar, gastan dinero en comprar más 
armas, entrenar más policías, más soldados. El país se está volviendo un 
polvorín…La jornada de trabajo que era de 40 horas ahora es de 60 horas. 
La sindicalización es vista como un peligro por lo grandes empresarios. 
Por eso si alguien intenta sindicalizar en las tiendas Wal Mart, en las 
tiendas Oxxo, se le tienda una trampa. Le acusan de robo y es expulsado 
de estas tiendas y hasta puede llegar a la cárcel”.
 
 
Otro compañero comenta que la historia es buena consejera. “Hace 200 
años el Rey de España parecía tan inmóvil como Felipe Calderón. Pero 
¿qué creen? Una rebelión encabezada por curas le mandó de regreso allá a 
sus tierras. Hace 100 años los dueños del país, los terratenientes, 
pensaban que nunca iban a acabar su riqueza y poder. Y ¿qué creen? Les 
salió un Zapata, les salió un Villa, les salió un Flores Magón, un 
Felipe Ángeles. Y ¿qué creen que les pasó a estos policías que le hacían 
el caldo gordo a Porfirio Díaz? ¿Qué creen que les pasó a todos los 
jueces que le hacían el caldo gordo a la tiranía? Parece que los 
perredistas que gobiernan la ciudad se han olvidado su historia. Hace 
unos años ellos marchaban y fueron reprimidos. Pero los que han llegado 
al poder, a la silla del DF se olvidan de sus principios, se olvidan de 
su historia y su única lógica es reprimir y privatizar”.
 
 
La gente cercana a Victor conoce bien su situación: “Víctor ha estado 5 
meses  y medio en una cárcel que no tiene nada que ver con la 
rehabilitación de los reos. Es una cárcel para destruir a los seres 
humanos.  Es una cárcel que está hecha para los pobres, para los 
jóvenes. Sabemos que la droga entra en la madrugada. Hemos oído decir 
que entra por el edificio del gobierno y que se entrega, se distribuye, 
se vende.  Y por otro lado los familiares tenemos que sufrir colas de 
una hora, una hora y media para que a veces rechacen la comida por un 
pretexto u otro: la fresa se fermenta, los presos podrían usar las 
mandarinas hacer pulque, etc.  Luego los policías esperan monedas”.
 
 
“La gente ahí es pobre. Gasta tal vez lo que gana en una quincena para 
visitar a su preso. Tiene que esperar y sufrir inspecciones injustas y 
extorsiones. Hay una corrupción tremenda dentro de las cárceles en esta 
ciudad, en este país. Y además un montón de señores trajeados en 
oficinas elegantes. Con toda la legalidad a su favor, se enriquecen. 
Tenemos casos de empresarios que contaminen ríos, de laboratorios que 
envenenan el agua causando la muerte de niños. Y ellos están libres. Las 
cárceles están para los pobres de este país”.
 
 
“Hace poco fueron detenidos unos jóvenes en el CCH Sur porque una niña 
había perdido su bolsa en una caseta telefónica y acusó a los jóvenes de 
haberla robado, simplemente por ser pobres, por ser ‘mal vestidos’. 
Alguien paró una patrulla. Los jóvenes pidieron ser revisados pero la 
madre de la joven pidió que los llevaran a la cárcel. En este momento 
parece que esperan un juicio.  Podríamos estar aquí todo el día hablando 
de los casos de gente que es pobre, trabajadora, campesina, indígena. No 
se diga de los presos políticos que defienden su tierra y sus recursos, 
de las comunidades zapatistas que defienden su vida digna y su derecho a 
vivir y gobernarse. Las cárceles solo sirven para destruir las vidas de 
nuestros jóvenes. Están matando las esperanzas de los jóvenes que no 
tienen trabajo o que no tienen la oportunidad de estudiar o trabajar”.
 
 
Unas consignas: ¡Queremos escuelas. Queremos trabajo. Queremos 
hospitales. No queremos militares!
 
 
Una joven del Comité dice: “Aunque tengamos miedo estamos aquí para 
decir ¡ya basta! Me vale madres que en la televisión, en la escuela te 
digan, ‘Cuidado con la persona a tu lado. Es tu enemigo. Te va a pegar. 
Te va a hacer daño. Acusa a tu vecino.‘ ¡No! Quiero salir a la calle y 
decir ‘Confío en ti’. Hay que abrir las puertas, abrir las ventanas, 
poner música, andar en las calles, andar en bicicleta. Es lo que 
queremos. Por esto estamos luchando. Y por eso lucha Víctor y por eso 
está en la cárcel. También hay mucha gente en la cárcel, no por haber 
luchado, sino simplemente por andar en la calle, por querer vivir. 
Resulta que lo que quieren en este país es la muerte. Quieren el 
ejército. Tantas balas. Por eso tanta sangre. Estamos aquí por lo que 
está pasando en Juárez, donde están matando a jóvenes en las escuelas. 
Estamos con las madres que están diciendo ‘No queremos que maten a 
nuestros bebés en las guarderías por negligencia’.  Estamos con las 
madres que defienden a sus hijas secuestradas, violadas, asesinadas. 
Estamos aquí porque no olvidamos. Porque la memoria es la resistencia. 
Estamos luchando por los derechos humanos, por una vida digna en la que 
miramos a la otra persona y nos reconozcamos. Estamos luchando porque 
queremos enamorarnos, porque queremos gozar, queremos reír, queremos 
sentir orgasmos sin que no nos lleguen y nos golpeen.  Queremos sentir y 
vivir. Por eso estamos aquí. Víctor Herrera Govea es inocente, igual que 
muchas personas en las cárceles. Estas cárceles no deben de existir. No 
sirven para nada. Pero nosotros vamos a seguir luchando y si nos 
encarcelan, vamos a seguir luchando, pintando, estudiando, riendo ahí 
adentro. ¿Qué quieren los presos políticos? ¡Libertad! Y ¡visitas 
conyugales también! ¡ y a huevo! ”



Anuncios

2 comentarios en “Luchar por la libertad de Victor Herrera Govea es luchar contra las cárceles y la cultura de miedo

  1. JESUS REYES A

    HOLA..

    UN SALUDO REVOLUCIONARIO

    EL GOBIERNO FEDERAL COMO EL LOCAL SE SIENTEN AGREDIDOS POR LOS RECLAMOS Y ACCIONES EFECTUADAS POR ADOLECENTES Y JOVENES ESTUDIANTES QUE LUCHAS POR SUS DERECHOS Y POR SER ESCUCHADOS, EN RESPUESTA CALDERON-EBRARD LOS ENCARCELAS EN SUS MAZMORRAS TENDRAN QUE COSTRUIR CIENTOS DE CARCELES PARA ENCERRAR A MILES DE DE CIUDADANOS QUE SE CANSARON DE TANTAS MENTIRAS Y REPRESION.

    ADELANTE COMPAÑEROS ANARQUISTAS POR LA LIBERACION DE LOS PRESOS POLITICOS.

    DESDE ESTA TRINCHERA REVOLUCIONARIA

    !! HASTA LA VICTORIA¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s